Fotógrafo «de bodegón» moderno. Sus fotos reflejan una historia que como él mismo dice, hay que mirar varias veces para descubrirla. Colores intensos y plásticos. El ingrediente humano a veces tiene sentido por el efecto que ha creado en algún objeto y otras veces es testimonial, con una mano o un trozo de piel. Dan ganas de coger cualquiera de sus fotos, ponerles un logo y mandarlas a un cliente. Su instagram, si. Y su Tumblr.